- Publicidad -

El predio  que se encuentra en Belloto Sur, fue tomado por desconocidos incluso, “lotearon” el lugar ofreciendo cada parte en $ 200 mil pesos.

Con el objeto de encontrar una pronta solución al conflicto de la toma de terrenos en Quilpué, se reunió el Presidente de la Confederación del Transporte Terrestre Óscar Cantero, con el Delegado Presidencial de Marga-Marga Fidel Cueto.

Todo tiene su origen desde marzo del 2020 donde tras un gran esfuerzo, el gremio microbusero logró adquirir tras una serie de convenios, un terreno en el sector periférico de Belloto Sur con el propósito de llevar a cabo las obras del conjunto habitacional “San Cristóbal II” que tendrán 14 torres de 4 pisos para 220 familias beneficiadas del transporte mayor.

- Publicidad -

Sin embargo, mientras se adjudicaba el proyecto, un grupo de personas ajenas la obra, comenzaron sin autorización utilizar el terreno, comenzando de manera inescrupulosa a “ lotear” el espacio inclusive, creando un negocio lucrativo con el lugar, ofreciendo cada espacio separado por $200 mil pesos los 6 metros cuadrados, instalándose a vivir numerosas familias.

Al respecto Óscar Cantero se reunió con el delegado presidencial provincial para plantear el tema, que no pretende ser una denuncia sino más bien exponer un hecho real como es la demanda habitacional en Chile, pero también el saber respetar este terreno que legalmente les pertenece.

“Hemos tenido la oportunidad de poder reunirnos con el nuevo delegado provincial del Marga-Marga en esta provincia del transporte, y dar a conocer el problema de un conjunto habitacional. El 60% del terreno mantiene  una toma ilegal, se levantó un campamento, se dio a conocer que era necesario conversar con ellos, dejar ese campamento de manera pacífica, para continuar con nuestro proyecto habitacional, no se puede avanzar por la toma”, informó el vocero.

De acuerdo al dirigente “el delegado se comprometió a  ir a dialogar con las familias como dar una solución en vivienda, y así hacer entrega del terreno, “ese terreno está entregado a nuestra confederación, conflicto que tiene serviu en el lugar. Es peligroso entrar en una conflicto mayor, tampoco podemos permitir irrumpir de esa forma y buscamos una solución pacifica”.

De no tener un acuerdo satisfactorio de manera pacífica, Cantero reconoció que el proyecto del conjunto habitacional podría verse paralizado o aplazado, situación que podría escalar a un conflicto mayor como el uso de la fuerza pública.

- Publicidad -